Mayte Albores

Normalmente lo que escribo lo tengo en la cabeza, en los ojos, en la piel, en el cuerpo... no necesito pensar...

¡Lo que escribo soy yo hecho palabra!



El fuego se apaga con sed.
Al final todo será un mismo infierno que aprendemos a amar ¿será, eso, la felicidad?


Aprieto los labios
con la fuerza
de dejar
mi boca morada.

Los gemidos, internos,
se agolpan al deseo de salir
en un grito espantoso detenido
en nudo
de garganta.

Todos los derechos Reservados en el Registro de la Propiedad Intelectual

martes, 25 de agosto de 2009

CALENTANDO... MOTORES



Que puedo parecer SEXUAL cuando solo soy SENSUAL
Y me rompo los esquemas cuando sonroja mi MEJILLA ante la DESHINIBICIÓN del impulso
Acaricio los momentos ÚNICOS del deseo, y el cuerpo por dentro se desintegra.
CORRE el DESEO de la suavidad entre mimos de algodón y humedades EXCITANTES.
Las manos RESBALAN en búsquedas IMPOSIBLES hacia...
Ningún CALOR se asemeja al que me posee
Y CUANTOS calores esperan con o sin nombre EN LA GRAN CIUDAD de un cuerpo donde perderse.
Piérdeme.
No me digas tu nombre, NO ME DIGAS tu sexo, no me digas nada,
solo "piérdeme" en tu ciudad...
¿Quién se ha dejado llevar por la INTENSIDAD de una chispa cerrando los ojos a todo lo demás?
No soy hombre ni mujer, sólo un ESPÍRITU dispuesto a poseer al cuerpo
MÁS VALIENTE

3 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Que musa te acompaña en tus versos que están maravillosos.. Poseer el verso aroma de tu alma sería bellisimo..


Un abrazo
Saludos fraternos

Kim Astaburuaga     dijo...

¿ves? todos pasamos por esas imagenes ante nuestros ojos, una película casera en nuestra mente sobre la excitación y otras tantas cosas ¿no?

muy sensual muy sexual
muy bueno!

pd: con tantos blogs no se a cual ir, jaja.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Pero que me gusta a mí que me caliente el motor del coche... jajajaja

Saludos y un besazo!


MÁS PUTA QUE NUNCA:
UN ALMA SE VENDE
POR SENTIR UN ESCALOFRÍO
INDESCRIPTIBLE