Mayte Albores

Normalmente lo que escribo lo tengo en la cabeza, en los ojos, en la piel, en el cuerpo... no necesito pensar...

¡Lo que escribo soy yo hecho palabra!



El fuego se apaga con sed.
Al final todo será un mismo infierno que aprendemos a amar ¿será, eso, la felicidad?


Aprieto los labios
con la fuerza
de dejar
mi boca morada.

Los gemidos, internos,
se agolpan al deseo de salir
en un grito espantoso detenido
en nudo
de garganta.

Todos los derechos Reservados en el Registro de la Propiedad Intelectual

miércoles, 8 de abril de 2009

Sabes

Sabes lo que me hace reír
Y ves pasar el otoño en mi corazón
Lees el frío invierno en mis ojos
Adivinas cuando arde la primavera
Y la magia del verano dentro de mí.

Siempre que te digo que no me entiendes
Me demuestras que me conoces más que yo
Apuntando la palabra exacta en el momento que importa
Disparando un suspiro que me atraviesa como una flecha robándome el aire

Sabes cuando lloro, cuando río, cuando hablo y el porqué de cuando callo…

Me sabes y me sé toda tuya

Sabes calmar suavemente la furia de mis aguas
Y sabes ser el primer rayo que luce en mis mañanas

Sabes dibujar en mí la mujer más bella
Única entre tus manos me moldeas, como barro, como barro.

Sabes de mí…un poco más que yo.

MÁS PUTA QUE NUNCA:
UN ALMA SE VENDE
POR SENTIR UN ESCALOFRÍO
INDESCRIPTIBLE