Mayte Albores

Normalmente lo que escribo lo tengo en la cabeza, en los ojos, en la piel, en el cuerpo... no necesito pensar...

¡Lo que escribo soy yo hecho palabra!



El fuego se apaga con sed.
Al final todo será un mismo infierno que aprendemos a amar ¿será, eso, la felicidad?


Aprieto los labios
con la fuerza
de dejar
mi boca morada.

Los gemidos, internos,
se agolpan al deseo de salir
en un grito espantoso detenido
en nudo
de garganta.

Todos los derechos Reservados en el Registro de la Propiedad Intelectual

domingo, 12 de abril de 2009

MI MUNDO EN ORDEN

Siempre importa, todo importa... hasta el más mínimo detalle.

Nada es excluyente.
La amistad, el amor, el saber, los buenos y los malos sentimientos... todo.

Todo vale???? Mentira.

Palabras sueltas. Piensa.
El caos ordena tu mente, porque te obliga a ello.
El dolor potencia tus sentidos y te ayuda a descubrir la piedad. El dolor es relativo.

Almas solitarias, pensantes, cavilantes... que sienten perecer atentas al momento del abrigo.
El abrigo, hermosa palabra de protección... abrigadme... abrigad mi locura serena de amar.

Y más palabras revolotean... orden y desorden... todo y nada... el mundo, mi mundo,
SUSPIRO

MÁS PUTA QUE NUNCA:
UN ALMA SE VENDE
POR SENTIR UN ESCALOFRÍO
INDESCRIPTIBLE