Mayte Albores

Normalmente lo que escribo lo tengo en la cabeza, en los ojos, en la piel, en el cuerpo... no necesito pensar...

¡Lo que escribo soy yo hecho palabra!



El fuego se apaga con sed.
Al final todo será un mismo infierno que aprendemos a amar ¿será, eso, la felicidad?


Aprieto los labios
con la fuerza
de dejar
mi boca morada.

Los gemidos, internos,
se agolpan al deseo de salir
en un grito espantoso detenido
en nudo
de garganta.

Todos los derechos Reservados en el Registro de la Propiedad Intelectual

viernes, 12 de junio de 2009

Y LLORO CRISTALES ROTOS


Cristales rotos,
lloro, y mis lágrimas son
como cristales rotos,
que escuecen y arañan
los torpes caminos de mi alma...

No me rindo en mi palabra,
sin embargo,
la sensación de "un no puedo"
me ahoga, me inunda, me arrastra...
Un quiero desolador entre suspiros de llanto,
un débil debo con un hilo fino de voz
en un intento de grito desgarrador...

Ay, ay, ay, que quisiera recuperar la nada,
el limbo, el equilibrio insípido del que ayer hablaba...
Ay, ay, ay, y lloro, con estas lágrimas,
como cristales rotos,
que corren, escuecen, arañan...
cristales rotos que presionan
y resquebrajan una piel herida ya,
la hacen tiras... me hacen tiras...

Consuelo y desconsuelo,
lloro y lloro y lloro
y no dejo de seguir llorando
¿a alguien le importa?
me escondo para llorar
en el muro de Berlin
(me lo quedé para mi)
(en el muro que me separa)
(mi trinchera negra)
¿a alguien le importa?
mis lágrimas de cristal
mi muro dictador
yo
yo y mi dolor...

¿Cómo puedo derribar todo esto?

1 comentario:

La sonrisa de Hiperión dijo...

"Consuelo y desconsuelo,
lloro y lloro y lloro
y no dejo de seguir llorando
¿a alguien le importa?"


El llorar es bueno porque se eliminan toxinas... todo pasa, todo pasa...

Saludos!


MÁS PUTA QUE NUNCA:
UN ALMA SE VENDE
POR SENTIR UN ESCALOFRÍO
INDESCRIPTIBLE