Mayte Albores

Normalmente lo que escribo lo tengo en la cabeza, en los ojos, en la piel, en el cuerpo... no necesito pensar...

¡Lo que escribo soy yo hecho palabra!



El fuego se apaga con sed.
Al final todo será un mismo infierno que aprendemos a amar ¿será, eso, la felicidad?


Aprieto los labios
con la fuerza
de dejar
mi boca morada.

Los gemidos, internos,
se agolpan al deseo de salir
en un grito espantoso detenido
en nudo
de garganta.

Todos los derechos Reservados en el Registro de la Propiedad Intelectual

domingo, 28 de agosto de 2011

En lo hermoso y el dolor



"Yo canto a la vida,
yo canto a la vida y ella
me lleva a la muerte.

Oh! vida,
sublime es tu presencia
en este canto, y tú,
tú sólo me llevas a la muerte"


Mira este cuerpo
remendado y mantenido
por la lágrima de ámbar
que eternizó a la abeja.

Así,
este cuerpo congelado
exhibe su mirada triste,
espectáculo de dolor y hermosura,
en la lágrima de ámbar
que eternizó a la abeja.

Todos quieren poseer
este cuerpo engarzado
en una trampa del destino,
que no puede descomponerse
como cualquiera.

Sigue putrefacto el dolor
bajo el brillo de una joya
devastadora, en este cuerpo,
que no puede descomponerse
como cualquiera.

Quiero morir,
ser acariciada
por las lenguas
de los gusanos más tiernos,
y correrme en sus bocas,
que ahora mi piel,
esta demasiado ausente
de manos que la desean,
y yo,
me estoy volviendo loca.

Quiero morir,
desaparecer,
y volátil
recuperar la sonrisa inerte
que fue fecundada
mientras este cuerpo,
exhibe
esa mirada triste,
espectáculo de dolor y hermosura,
en la lágrima de ámbar
que eternizó a la abeja.

Inmóvil y atrapada
la palabra se momificó
en ese decadente silencio,
que lanzó, a este cuerpo,
como una barca solitaria
abandonada por su remo.

Pedí lazadas,
supliqué un cabo,
atarme a la orilla
para no caer en el miedo,
pero esa sentencia a muerte
ha llegado,
y yo, ya navego solitaria.

Me grita la soledad
de una barca
movida por el viento
en medio del mar.

Te vi corriendo,
a mi, cargado
de olvidos y reproches,
pero yo no tenía retorno,
el cabo y el remo eras tú,
suspendido en la orilla.

Tengo miedo,
tengo miedo de que le muerte,
no asegure mi descanso.

Y tengo miedo,
de volver a verter
este cuerpo,
en otras manos que
me congelen
en lo hermoso y el dolor.


http://heidorecordando.blogspot.com/2011/08/te-leo.html

sábado, 27 de agosto de 2011

Tal vez...



Tal vez ahora,
su voz no sea tan frágil
como la recuerdas.

Tal vez ahora,
viaja tan fuerte que
puede ser el motor del viento.

Tal vez ahora,
la sonrisa ya no es un diseño
sino una constancia en su descanso.

Tal vez ahora,
te sirve ser poeta
para soñarle entre metáforas.

Lo que es cierto,
es que ya no existe el dolor
entre sus dedos.


***


Tal vez ahora,
la luna,
no dejará de hacerte muecas.

Tal vez ahora,
verás su nombre
suspendido del cielo,
sumergido en la tierra.

Tal vez ahora,
aprenderás a decir adiós
con más amargura.

Tal vez ahora,
por eso, ya no signifique nada
cuando dices hola...


Lo que es cierto,
es que ya no existe el dolor
entre sus manos.


***


Tal vez ahora,
te sonríe desde algún lugar
pensando
"si Rafa supiera, pero Rafa sabrá..."

Tal vez ahora,
con la vida o sin ella,
se enaltecen los grandes hombres.

Tal vez ahora,
y tomando, si me prestas,
tu licencia de poeta,
puedo soñar y pensar...

Que,
tal vez ahora,
el cielo, nos une más.

Que,
tal vez ahora,
se han dado la mano
nuestros ángeles,

Que no se dejarán solos,
igual que nosotros
nos sabemos
el uno del otro.

Lo que es cierto,
es que ya no existe el dolor
en cada uno
de sus últimos pasos.


***

Tal vez ahora,
lo que más sentido tiene,
es el silencio, porque,

tal vez ahora,
en ti,
un hombre nuevo está naciendo...

Tal vez ahora,
sale aquel poema pendiente,
tal vez ahora, que la vida,
es un "tal vez":
hasta que se apaga la luz.


A Rafa Luna, porque tal vez dentro de poco, pueda abrazarte cuando ahora la distancia me traiciona y no me permite estar ahí.
Solo es un pequeño y humilde homenaje...
http://balademaiakovski.blogspot.com/2011/08/espero.html#comments


martes, 23 de agosto de 2011

Perfume de amor y sexo.




Encauza-me a ti,
para ser el borde
que se une
a tu cuerpo.

Perfila mis labios
con tu sexo,
y déjame beber
de las entrañas.

Agárrame del pelo,
suave,
paseando tus dedos
dentro de este espacio
que te nombra.


Viniste a buscarme
cargado de caricias,
placenteras,
cosquilleando
la planta de mis pies,
que danzaron, en el aire,


sobrevolando la indecencia
y la conciencia,
difuminando inseguridades,
sintiéndome, simplemente,
mujer.

Ni buena, ni mala,
ni amiga, ni amante,
sólo, mujer.


Llegué a tu encuentro,
furtiva,
resentida con mi cuerpo,
que se entregó,
sin sentencia y sin medida,
a tus manos,
ansiadas por escribirme.

El roce de la piel,
arena en mi vientre
que se filtra,
que me llena,
que me nada,
que se corre
como un río en primavera,
entre campos de colores.

Cicatrizada está mi piel,
y en cada poro, una marca,
que huele a verso,
que huele a ti.

Mi piel,
que huele a ti,
que huele a ti...

lunes, 22 de agosto de 2011

¿No lo sientes?


I.

Te busco,

arrastrada,
como una lombriz
surcando la tierra.

Llueven mis ojos,

y me ahogo
en los desechos
de mi cuerpo.


II.

Te busco,

como si fueras
el agua o la tierra,
y me masturbo,

arrastrada,
como esa lombriz
surcando la tierra.


III.

Te busco,

en un cajón,
en unas letras,
en una memoria,

atascada,
como un CD rayado
que solo repite

aquel te quiero
que ya no escucho
en directo.



IV.


Te busco,

en la frondosidad
de mi sufrimiento,
y en lo orondo
de mi necesidad.

No puedes,

no puedes quitarme
la vida que me habías
dado.

Nunca,

ningún transplantado
tuvo que devolver
su corazón, su riñón, su cornea...


V.

Porqué,

¿porqué tú, te llevas
aquel nudo de sueños
que me calmó todas las noches?

Y ya, desposeída,
no escondo que
me siento como un parásito.

Como un buitre
que reastrea
plumas, huesos o pellejos,

como un carroñero
con muchas ganas
de alimentarse...


VI.

¿No ves?

¿No ves que no tengo voz?
¿No ves que no tengo grito?
¿No ves, acaso,
el espacio desierto que has dejado?

¿No ves?

¿No ves,
que no hay huellas digitales
que presionen como las tuyas?

¿No ves,
que ni por encargo
podría encontrar la horma
para aliviar el vértigo,
de este agujero que has cavado,
poco a poco en mi alma?



VII.

Si era mujer, ayer,
ahora solo soy
la lombriz que se arrastra,
y se masturba
por cada grano de tierra
que se convierte en café,
para seguir...



VIII.

Pero no ves...
pero no ves, que yo,
si me deslicé
por la tirolina,
jamás pensé,
quedar suspendida
de la polea de tus manos,
sin voz, sin grito, desierta,
con el vértigo
del vacío bajo mis pies,

y arrastrada,
como un gusano,
en equilibrio,
por la cuerda floja
y sin poder pisar
el aire.

¿No lo ves?
Dime,
¿no lo ves?
¿no lo ves?

¿No lo sientes?

domingo, 21 de agosto de 2011

sábado, 20 de agosto de 2011

La hondura, en mi.

Me duele el silencio,
y como todos los ecos
de la noche lo traicionan.

Me duele llorarte

y fingir
que no me duele,
cuando todo me duele.

Cuando hay
un desgarro tan hondo,
se van necrosando
las ganas de seguir.

Resucité,
para morir de nuevo,
y deseo que pase
esta agonía,
porque ya no sé
por lo que luchar.

Y si esta lucha,
es sólo mía,
me resigno a la amargura
de perder antes de jugar.

He hablado de amor,
y de entrega,
y he rezado siempre
por ti.


Pero hoy me levanto,
desnuda,
descalza,
y me retiro
sin hacer ruido,
para no molestar
el descanso del día,
o el aroma de la luna.

La eternidad,
no es una vida sin ti,
es un solo silencio,
o una sola frase
que querría borrar
de tus labios.

Y el dolor,
la existencia
de esos labios
que no pueden
borrarse...

Que no pueden
borrarse... de mi.



lunes, 15 de agosto de 2011

PUTA

"Good bye Jan 2005" de Jan Saudek


Soy una puta por tu boca.
Soy una puta por tus ojos.
Me llamas putas y me deseas.
Y yo, no me vendo a tus palabras.

Podré comerciar mi cuerpo
En una cuneta desgastada
Tendrás la puta, pero nunca,
de la mujer, alcanzarás, el alma.

Soy una puta porque me compras
Soy una puta porque me gastas
Me insultas desafiante sin saber, "ja-ja",
Que una puta sin un hombre como tú
De puta, no tiene nada.


(Del poemario "El sexo: de boca en boca" - Ed. Quadrivium)

martes, 9 de agosto de 2011

Ella vuela deshecha



Ella,
sabía que era la rosa deshecha,
deshojada pétalo a pétalo
antes de florecer.

Ella,
lucía su tallo esbelto lleno de espinas,
y se empeñó en hacer creer,
que el verde era veneno.


Ella,
había llorado sus  colores,
que reposados a los pies de sus raíces,
le recordaban su incapacidad de mantenerse.

Ella,
se contemplaba a sí misma,
desde arriba y desde abajo,
y se veía volar a trozos.

Ella,
una flor que quería mantenerse como cemento,
y sin embargo,
cayó antes de florecer.

sábado, 6 de agosto de 2011

INSTANTES VIDA-MUERTE

                                         "Sorrow" de Simone Held



Dejó siempre todo para después.
En el después,
el vacío de una vida
condenada
a lo que no había dejado llegar
nunca.


Dejó siempre todo para después.
Pero después,
solo vino una muerte
demasiado rápida.

Dónde en el último aliento
apenas pudo decir algún "te quiero",
escondido,
que aguardó aquel momento
que no llegó, hasta esta despedida.

Dónde en el último aliento
apenas pudo decir que
SÓLO en las puertas de la muerte
había vivido intensamente
LO QUE ERA VIVIR.

Nunca tuvo demasiado dinero,
pero ahí,
en ese preciso instante,
supo que los suyos heredarían,
de toda su vida,
lo mejor:

EL ÚLTIMO SUSPIRO
CON LA BREVEDAD DE TODAS LAS COSAS
Y CON LA INTENSIDAD QUE EXISTE EN TODOS LOS MOMENTOS.

MÁS PUTA QUE NUNCA:
UN ALMA SE VENDE
POR SENTIR UN ESCALOFRÍO
INDESCRIPTIBLE