Mayte Albores

Normalmente lo que escribo lo tengo en la cabeza, en los ojos, en la piel, en el cuerpo... no necesito pensar...

¡Lo que escribo soy yo hecho palabra!



El fuego se apaga con sed.
Al final todo será un mismo infierno que aprendemos a amar ¿será, eso, la felicidad?


Aprieto los labios
con la fuerza
de dejar
mi boca morada.

Los gemidos, internos,
se agolpan al deseo de salir
en un grito espantoso detenido
en nudo
de garganta.

Todos los derechos Reservados en el Registro de la Propiedad Intelectual

martes, 9 de agosto de 2011

Ella vuela deshecha



Ella,
sabía que era la rosa deshecha,
deshojada pétalo a pétalo
antes de florecer.

Ella,
lucía su tallo esbelto lleno de espinas,
y se empeñó en hacer creer,
que el verde era veneno.


Ella,
había llorado sus  colores,
que reposados a los pies de sus raíces,
le recordaban su incapacidad de mantenerse.

Ella,
se contemplaba a sí misma,
desde arriba y desde abajo,
y se veía volar a trozos.

Ella,
una flor que quería mantenerse como cemento,
y sin embargo,
cayó antes de florecer.

6 comentarios:

Teyalmendras dijo...

Destruccion prematura, precoz... si la vida se consume antes de tiempo o se arruina, el mundo olvida y la muerte calla.

Saludos ;)

Ana dijo...

Es precioso Mayte, es a veces tan difícil mantenerse...

Es una pena no dejar florecer algo bello

Un beso muy grande

Ana

Marcos Callau dijo...

Un susurro precioso el de hoy, Mayte. Me ha encantado ese final. Besos.

David C. dijo...

fuerte.

Anónimo dijo...

You pretty much said what i could not effectively communicate. +1

My blog:
Rachat de credit www.rachatdecredit.net

Espinar dijo...

Destrozada...Por lo menos tu se lo contastes al mundo, y el mundo sabra que hay flores que no florecen y formas differentes para apreciarlas


MÁS PUTA QUE NUNCA:
UN ALMA SE VENDE
POR SENTIR UN ESCALOFRÍO
INDESCRIPTIBLE