Mayte Albores

Normalmente lo que escribo lo tengo en la cabeza, en los ojos, en la piel, en el cuerpo... no necesito pensar...

¡Lo que escribo soy yo hecho palabra!



El fuego se apaga con sed.
Al final todo será un mismo infierno que aprendemos a amar ¿será, eso, la felicidad?


Aprieto los labios
con la fuerza
de dejar
mi boca morada.

Los gemidos, internos,
se agolpan al deseo de salir
en un grito espantoso detenido
en nudo
de garganta.

Todos los derechos Reservados en el Registro de la Propiedad Intelectual

viernes, 13 de agosto de 2010

La realidad de los sueños



Los sueños nos mantienen vivos
¿Acaso alguien,
ha sido capaz
de vivir sin ellos?

Tres notas se arrugan
entre el silencio y el sonido,
y un canto de sirena
que danza en la garganta,
busca partituras por invertar.

Y con papeles
llenos de frases sin sentido,
escribo la historia de un futuro,
haciéndola pasado antes de llegar.

¿Cómo puedo echarte de menos
sin haberte conocido?
¿Cómo saber que existes?
¿Cómo sabes mi nombre
sin llamarme?
¿O cómo puedes hablarme cada noche
y yo escucharte desde el infinito?

Y siguen girando nuestros pies
mientras pisan el barro que nos formó,
... hablándo al aire que da cuerda,
... o escuchando como la brisa
viene cargada de mensajes...

¿Cuántas veces debemos gritar un miedo
para que vengan a rescatarnos?
Que mi pecado ha sido nacer sin recuerdos,
y aprender a hacer contorsiones con mis neuronas.

Duele doler, cuando lo que quieres es amar.
Duele que no te amen y buscar los motivos,
con millones de "porqués" a cuestas,
tanto por arrastrar ,
vagones cargados de respuestas,
pendientes por interpretar...

Duele el hambre cuando tienes comida,
pero el hambre sin comida duele más...
Duele la sed, duele el agua, duele la vida...

Mas...
de esos sueños que nos mantienen vivos,
también duelen,
cuando no tienen salida...

3 comentarios:

Espinar dijo...

Es que cuando corremos frente a los sue~os por temor a no alcanzarlos los dejamos atras. Si tu si amas y sientes que no te aman tal vez sea que ellos no han aprendido a amar mientras tu amas demasiado. Es hambre con comida.

Bonito Dia =)

Jose

Ana dijo...

Sueños sin ventanas quizás, sin salida, esos duelen,

Un beso grandote

Fran dijo...

Intenso, impactante.. como siempre, poeta!


MÁS PUTA QUE NUNCA:
UN ALMA SE VENDE
POR SENTIR UN ESCALOFRÍO
INDESCRIPTIBLE