Mayte Albores

Normalmente lo que escribo lo tengo en la cabeza, en los ojos, en la piel, en el cuerpo... no necesito pensar...

¡Lo que escribo soy yo hecho palabra!



El fuego se apaga con sed.
Al final todo será un mismo infierno que aprendemos a amar ¿será, eso, la felicidad?


Aprieto los labios
con la fuerza
de dejar
mi boca morada.

Los gemidos, internos,
se agolpan al deseo de salir
en un grito espantoso detenido
en nudo
de garganta.

Todos los derechos Reservados en el Registro de la Propiedad Intelectual

domingo, 25 de julio de 2010

Diosa sin tiempo y humana sin dioses...

I

El mundo que pesa
en unas manos,
se deshace en los pies...

Pasa,
la vida,
pasa.
Los tiempos marcados,
pasan.
Mientras,
seguimos girando inercias
con la cabeza alterada,
por tanto desconsuelo...

Me imagino muchos inicios,
con leyendas que hablan,
de un mar profundo nacido
de todas nuestras lágrimas.
Y de ese jardín de rosas,
lleno de millones de esperanza...


Quién será...
quién será el que me acompañe
con banderas desnudas...

Quien será,
el que se vista transparente,
el que sea tan "cobarde"
para decir "No" a una guerra...

Quien será...
Quien será...


II

Quiero ser Diosa sin tiempo,
y humana sin Dioses...

Quiero ser una caricia de aire,
 y los ojos de la paz...

La sonrisa de una boca
en forma de cicatriz
que sube por su cuerpo...

La razón de sentirte vivo...
la vida de tus manos...
Quiero ser...

Quiero ser la muleta de los sueños,
el impulso de una fuerza,
el vientre de tu lengua,
el sabor de esos pies haciendo camino,
y la hierba fresca...

III

Pero siento ir caminando
entre cunetas cargadas de cuerpos,
los cuerpos de un cementerio de verdades,
de un paritorio de mentiras,
de un desguace humano,
de un corrosivo cruce de intereses,
que nada tienen que ver con las personas,
con las vidas,
o con la esencia del ser...


Quién será...

quién será el que me acompañe
con banderas desnudas...

Quien será,
el que se vista transparente,
el que sea tan "cobarde"
para decir "No" a una guerra...

Quien será...
Quien será...

IV

Quiero ser Diosa sin tiempo,
y humana sin Dioses...

Una loca suicida
que espera otra vida...
que mira al cielo,
que llora, que ruega y que reza,
sin pensar en su cuerpo...

Que nadie diga,
que esto,
es no saber lo que quiero...

Ahitada de ideas
que terminan sangrando fustradas...
mi mano, tendida al aire,
no puede levantar la ilusión
de toda la humanidad que se pierde...

Y yo...
Quiero ser...
Quiero ser Diosa sin tiempo,
y humana sin Dioses...

V

Me pongo nerviosa...
Esa enfermedad instintiva
que me obliga a adaptarme...

Y a veces callo...
y maldita sea,
que también me escondo
sin tener miedo...
Pero observo y absorbo
desde mi guarida improvisada,
para aprender del silencio...
entre situaciones
que me vuelven camaleónica...

Me pongo nerviosa,
y a veces con ello,
también rio...
pareciendo lo que soy,
una loca de la vida
escupiendo gritos y fuerzas,
y vitorendo a los que luchan por su futuro
dando la espalda a las penas...


VI

Quiero que mi nombre sea olvido,
bajo mis palabras que le hacen sombra...

Quiero ser el arco de un violín mimado,
la gasa de un recién nacido,
el reloj parado de un anciano,
el arroz de un muerto de hambre...

Quiero ser la sinfonia de la esperanza,
un acorde que acompaña,
el recuerdo de la ilusión,
y la fuerza que dice
"que otra vida es posible"...


Y con la lluvia escribir en el suelo
los besos que hagan falta,
y con mi saliba curar
las heridas del ayer,
y prevenir las que vengan del mañana...


Y por eso,
quiero ser diosa sin tiempo y humana sin dioses...

Y detener la censura que no nos deja vivir...


VII

Podría decir tantas cosas,
solo con una mirada,
pero encuentro a tan pocos
dispuestos a mantenerla...

Podría gritar tanto amor
con solo una carica,
pero encuentro a tantos
sentirse arañados con ella...

Y me pregunto tantas cosas
girando sobre mi misma,
como una peonza perdida
que no sabe para quien debe danzar...
ni para qué...

Y quisiera hacer saber,
que yo también he llorado,
que también lloro
y que también lloraré...

Pero podemos darnos las manos:
que con las propias solo cubrimos
una pequeña porción de nuestro cuerpo,
mientras que si las juntamos,
y con pecho contra pecho,
ante la tormenta,
solo nos mojaremos la espalda...

5 comentarios:

Sabina dijo...

Pues que placer me ha dado recorre cada una de estas líneas.
un encanto haberte encontrado, sumergirme en las palabras y espirar de éste, tu espíritu fragmentado verbo a a verbo.
Un abrazo grande.

Ana dijo...

Un beso muy grande, he disfrutado enormemente con este camino de letras y su búsqueda mientras me he dejado acariciar por la música, ha sido un placer leer y escuchar

Gracias por mostrarme el camino

Espinar dijo...

Que desahogo tan grande! tantas veces que nos sentimos al igual que tu pero no encontramos las palabras y ademas ocultamos que nosotros tambien lloramos a veces por apariencias y aveces porque hay que permanecer fuerte cuando se han debilitados aquellos a tu alrededor, Gracias xo

Jose

Gatsu78 dijo...

Que grande eres, MAYTE.
TRI-PLE-TE.

Fran dijo...

Poeta... nada más... y nada menos! Besos, Mayte!


MÁS PUTA QUE NUNCA:
UN ALMA SE VENDE
POR SENTIR UN ESCALOFRÍO
INDESCRIPTIBLE