Mayte Albores

Normalmente lo que escribo lo tengo en la cabeza, en los ojos, en la piel, en el cuerpo... no necesito pensar...

¡Lo que escribo soy yo hecho palabra!



El fuego se apaga con sed.
Al final todo será un mismo infierno que aprendemos a amar ¿será, eso, la felicidad?


Aprieto los labios
con la fuerza
de dejar
mi boca morada.

Los gemidos, internos,
se agolpan al deseo de salir
en un grito espantoso detenido
en nudo
de garganta.

Todos los derechos Reservados en el Registro de la Propiedad Intelectual

viernes, 2 de abril de 2010

Entre esperas ausentes...

Siento la piel desierta,
en un cuerpo ausente.

Trozos de metal arañando mi espacio
y el susurro de una tristeza
que desconoce la compasión...

Siento, que incluso volar,
para mi es un lastre,
cargada de sabores amargos
de un pasado... del que no puedo huir.


Y en mi futuro,
cáda lágrima me sabe a despedida,
y cada beso es un sollozo de esperanza,
entre el desconsuelo de tinieblas burlonas.

Estoy perdida.

¿Puedes leerlo en mis ojos?
Mírame nuevamente,
mírame...

¿Me has visto ya?
¿Cómo vas a poder ayudarme,
si aún no me sabes,
si aún no me sientes,
si aún no me intuyes...?
¿Cómo podrías ayudarme...
si aún no me tienes?

He besado tantas veces
...al aire,
quedando mis labios vacios de caricias,
... a la lluvia,
mojándo y humedeciendo mis deseos más pasionales,
...y dejándome,
abandonada al arrullo de un paisaje hostil,
que parecía acompañarme para fundirse en este sentimiento...

He mirado por la ventana...
cruzando la impotencia por detrás...
veo pasar un carrusel de vidas,
pero dar vueltas me marea,
y necesito expandirme en todo este universo...

No puedo ser inmune entre 
palabras vacías vestidas de seda...
Y siento, que tras la danza de la vida,
me he dejado una y otra vez volar,
confiada,
como una pluma,
para la que algún día el viento,
dejará de reirse de esta mísera fuerza,
acompasando mis pasos en la caricia
de un destino,
que me espera,
que late para mi,
que me sonrie,
que habita como un ángel,
que me busca,
que me canta una nana de bebé,
que es para mi...

Pero hoy...
siento la piel desierta,
en un cuerpo que se ha hecho ausente,
porque ya no quiere sufrir...

4 comentarios:

La sonrisa de Hiperión dijo...

Las esperas? yo que llevo la vida esperando, tnedré alguienq ue me aguarde?


Saludos y un abrazo enorme.

Fran dijo...

Un lujazo perderser en tu universo poético

Gatsu78 dijo...

Inmenso, precioso texto, Mayte.
Un besote.
Eusebio.

Ana dijo...

Disfruto enormemente leyéndote y encima con esta preciosa música, ya es el colmo.
Un besazo de soñadora a soñadora

Ana


MÁS PUTA QUE NUNCA:
UN ALMA SE VENDE
POR SENTIR UN ESCALOFRÍO
INDESCRIPTIBLE