Mayte Albores

Normalmente lo que escribo lo tengo en la cabeza, en los ojos, en la piel, en el cuerpo... no necesito pensar...

¡Lo que escribo soy yo hecho palabra!



El fuego se apaga con sed.
Al final todo será un mismo infierno que aprendemos a amar ¿será, eso, la felicidad?


Aprieto los labios
con la fuerza
de dejar
mi boca morada.

Los gemidos, internos,
se agolpan al deseo de salir
en un grito espantoso detenido
en nudo
de garganta.

Todos los derechos Reservados en el Registro de la Propiedad Intelectual

domingo, 5 de diciembre de 2010

Volverás a buscarme



Maldigo esa pulcritud
de tu sexo,
aislado, por miedo,
a la profundidad del placer
que se somete a ti.

Di...
di que no deseas
cómo mis ojos te penetran,
encendiendo los instintos
que fustigan pecaminosos
tu lascivia encadenada.

Me miras.
Fantaseas por debajo de la ropa,
sabiendo que tu piel,
puede iluminarse
a trazos,
con saliva, con fluidos,
y con todo este cuerpo
que se entrega...

No huyas
de mi pelo "madreselva"
enredado entre tus manos,
de las riendas que nos doman,
salvajes, instintivos,
sudas-transpiro,
expeles-exhalo,
goteas-segrego,
rezumas-te calo...

Nos robamos
los aromas del cuerpo,
impregnándonos
el uno del otro,
fusionándonos en las aristas
de un poliedro humano.


Te grito,
respiras mi aliento,
te abrazo,
estremeces tu cuerpo.
Sonrío y lloro,
me tocas, me soplas,
me llamas,
te quemo, te tengo,
te agarro...

Subimos la cúspide,
inmersos en un mundo propio,
un vuelo de esencias
que se filtran en el tiempo,
anulando todo rumbo
que no sea el camino
hacia nosotros mismos...

No tengas miedo,
yo,
maldigo esa pulcritud
de tu sexo...
Y mañana,
volverás a buscarme!

9 comentarios:

Fran dijo...

Hermosísimo, intenso, sensual, directo.. afortunado el destinatario de esos versos, besos, Mayte, poeta!

Juan María Jiménez López dijo...

Estupendo poema Mayte, el ritmo desencadenándose tal como un apasionado acto de amor, subiendo y cayendo tan natural y tan visceral como la misma vida. Con las palabras adecuadas, con la erótica, sensualidad y sexualidad justas. En fin, por encima de todo lo que yo pudiera decir, que me gusta y me regusto en él. Además me encanta que poemas así los escriba una poeta.

Juan María Jiménez López dijo...

Continuo: Y no un poeta, por lo que implica de osadía para una sociedad timorata y machista. Porque además ya es hora de que las cosas sean dichas como deben serlo, y que lo hagas con la máxima libertad expresiva. Valiente. Enhorabuena, amiga.

joan dijo...

Seduces, hablas con voluptuosidad, la sonrisa en los labios, suspiros en el cuerpo, pasiòn en el corazòn...Subyugas, Mayte!!! Me encantò..
Un beso Poeta!!!

Gatsu78 dijo...

A veces, sólo a veces.
La vida que es sangre y ganas,
pasión desorbitada,
se cuela entre versos.
Dicen que sólo los maestros,
pueden hacerlo,
latir palabras,
sangrar metáforas.
Bienvenida sea la entrega del mundo,
a través de tus manos.

GENIAL.

Triplete!!!!!

Ana dijo...

un poema profundo para caminar deprisa sobre él, dinámico como el momento que describe y que se intuye con pasión única de momento único.

Precioso, un besazo Mayte

Elena dijo...

Ufff... me parece totalmente maravilloso!!
Apasionante, fabuloso.

Azucala - Melba Mercedes Almeida dijo...

Bello, apasionado como el amor y real como el día a día. Oh mi poeta como me has hecho recordar. Un beso grande

Josie dijo...

Eres pasión hecha poesía... y poesía hecha pasión...
Yo, volveré!!!


MÁS PUTA QUE NUNCA:
UN ALMA SE VENDE
POR SENTIR UN ESCALOFRÍO
INDESCRIPTIBLE