Mayte Albores

Normalmente lo que escribo lo tengo en la cabeza, en los ojos, en la piel, en el cuerpo... no necesito pensar...

¡Lo que escribo soy yo hecho palabra!



El fuego se apaga con sed.
Al final todo será un mismo infierno que aprendemos a amar ¿será, eso, la felicidad?


Aprieto los labios
con la fuerza
de dejar
mi boca morada.

Los gemidos, internos,
se agolpan al deseo de salir
en un grito espantoso detenido
en nudo
de garganta.

Todos los derechos Reservados en el Registro de la Propiedad Intelectual

jueves, 8 de diciembre de 2011

... puedes ver!

Piensa que estoy loca
y no lo culpo.

Todavía a mis más de 30
me cuesta mirarme de frente
y dejar de caminar de medio lado.

Me empujan a un espejo
en el que reconocerme
significa tocar con mis dedos
carne sobre metal.

Piensa que estoy loca
y no lo culpo.

Cuando grito y confieso
que si muero ¿qué más da?
que ya no puedo más
que quiero estar en paz.

Tú no eres humana, dice,
¿qué hay detrás?
Y sigue pensando que estoy loca,
y no lo culpo.

Por fin, has visto mi ser
que mi cuerpo no es mi cuerpo
sólo soy lo que tú puedes ver.


(Canción, compuesta de forma solitariamente adúltera, rompiendo esquemas y volando sobre el terreno de la roca húmeda, apuntando los acordes con una rama seca sobre barro. De esas cosas que sabes que quedarán bajo la espesa capa del tiempo y el olvido, y que con un poco de magia, tararearás con cuatro palmas a la vera de cuatro amigos... y al final, sabes, que quizás es así, porque "así" es lo mejor puede suceder)



2 comentarios:

Sensaciones dijo...

Vengo del blog de Juan de la Calle, y me quedo aquí en tu locura.
Bendita canción que rodeada de cuatro amigos puedas tararear dejándote el más sublime de los momentos...

Me gustó!!

Un beso

Dejé de soñar para vivir mi sueño dijo...

Gracias, Sensaciones.
Es un placer compartir letra.
Nos "seguimos", nos disfrutamos.


MÁS PUTA QUE NUNCA:
UN ALMA SE VENDE
POR SENTIR UN ESCALOFRÍO
INDESCRIPTIBLE